EL CELULAR ATENTA CONTRA LAS CERVICALES

Un estudio realizado por cirujano estadounidense Kenneth Hansraj, publicado en Surgical Technology International, asegura que mantener durante mucho tiempo la cabeza gacha, aumenta la presión sobre las vértebras cervicales, lo cual repercute en dolores de espalda.
Según el estudio, pasamos de 2 a 4 horas diarias con el cuello encorvado de forma antinatural. Con el cuello agachado 90º, la presión sobre las cervicales, debido al peso de la cabeza, superaría los 27 kilogramos. A 15º, la presión es de 12 kilos. Esto repercute sobre la espalda, acostumbrada a un peso medio de la cabeza de un adulto de 4 a 5 kilos.
Los teléfonos inteligentes aumentaron el tiempo que una persona mantiene la cabeza gacha durante el día, consultando las distintas aplicaciones. Entonces, las cervicales se desgastan y aparecen antes los dolores de espalda.

Compártelo en Google +

About Contenidos LN

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario